Ruptura de los lazos familiares

Ruptura de los lazos familiares
464 114

La unidad entre las personas es uno de los principios sociales islámicos primordiales. El primer círculo sobre el que se aplica este fundamento es el familiar, pues para este no solo es válido el derecho que impone la hermandad en la humanidad, sino que además el derecho innato establecido por los lazos de consanguinidad. Es por esto, que romper los lazos familiares y no cumplir con las obligaciones hacia la familia se cuenta como una de las características de las personas perdedoras en el más allá, por no cumplir con una orden de Dios y por haber cometido uno de los pecados capitales.

Por naturaleza, el ser humano nace con un amor innato por sus padres y familiares cercanos; lastimosamente, muchos dejan que sus corazones se endurezcan tanto que van en contra de su propia naturaleza, por eso es que en algunas cortes de muchos países se encuentran denuncias de padres que piden protección en contra de sus hijos o el pago de manutención, y ni qué hablar de los conflictos entre hermanos y primos, por herencia o por derechos no cumplidos.

¿Quiénes son Al Arham (los familiares cercanos)?

Al Arham son los familiares cercanos de parte de padre y madre, obviamente son los padres, los abuelos, los hijos, los nietos, los hermanos, los sobrinos, los tíos y los primos, todos ellos entran en lo que Al-lah dijo: {Sepan que Dios ha prescrito en Su Libro que los unidos por lazos de consanguinidad están más cerca unos de otros} [Corán 8:75].

¿Cómo se rompen los lazos con Al Arham?

Los lazos consanguíneos se rompen cuando se deja en el abandono a los familiares, es decir, no se los visita teniendo la posibilidad de hacerlo, no se los llama (hoy en día incluso se puede hacer video llamada), no se comparte con ellos los momentos de alegría o de tristeza, cuando se les maltrata, cuando no se cumple con los derechos que ellos tienen como el respeto, el amor, la manutención, etc., cuando se prefiere a personas ajenas en lugar de ellos, incluso en actos como las súplicas y la caridad.

Consecuencias de la ruptura de los lazos con los Al Arham

Una de las más grandes consecuencias que tiene la ruptura de los lazos familiares, la más grave en realidad, es que quien lo hace se merece la maldición de Al-lah, tal como Él Mismo lo dijo: {¿Si les fuera dada autoridad, acaso no sembrarían la corrupción en la Tierra y cortarían los lazos familiares? A ellos Dios los ha maldecido haciendo que se comporten como sordos y ciegos} [Corán 47:21-22]. Se relató que Al Husain Bin Ali, que Al-lah esté complacido con él y su padre, les dijo a sus hijos: “No corten los lazos familiares, porque en el Corán hay tres versos en los que Al-lah maldice a quien lo hace”, y les recitó el aleya anterior.

Otro verso en el que se anuncia el merecido de quien no cumple con este deber es: {Pero en cambio, quienes quebrantan el compromiso que asumieron con Dios, rompen los lazos familiares que Dios ordenó respetar y siembran la corrupción en la Tierra, serán maldecidos y merecerán la peor de las moradas} [Corán 13:25].

Otra consecuencia relacionada a este mal proceder está mencionada en lo que Al-lah dijo: {[…] pero no extravía sino a los perversos, los que no cumplen con el pacto establecido con Dios a pesar de haberse comprometido, rompen [los lazos familiares] que Dios ordenó respetar y siembran corrupción en la Tierra. Esos son los perdedores} [Corán 2:26-27]. Entonces, una persona así es descrita por Dios como extraviada, perversa, mentirosa, corrupta y perdedora.

Por su parte, el Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo, según lo reportó Abu Baker As-Sidiq, que Al-lah esté complacido con él: “No hay un pecado que más merezca que su castigo se adelante en esta vida, sin que sea anulado en la del más allá, que la inmoralidad y la ruptura de los lazos familiares” (Abu Dawud, At-Tirmidhi e Ibn Mayah).

En otro Hadiz se nos relata que Al-lah decretó que estará pendiente de quien cumpla con los deberes de sus Al Arham y que abandonará a quien corte los lazos familiares. ¿Quién puede estar más mal que una persona a la que Dios abandona? ¿Quién puede dar apoyo a alguien a quien Dios abandonó?

El enviado de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “No entrará al Paraíso una persona que rompa los lazos familiares” (Bujari y Muslim). ¿Qué castigo es peor que ser privado de entrar al Paraíso? Sin lugar a duda no hay castigo peor, aunque no se permanezca eternamente en el Infierno, como lo expresa la opinión de algunos eruditos según An-Nawawi.

Abu Hurairah, que Al-lah esté complacido con él, reportó que el Mensajero de Al-lah, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Las acciones de todas las personas son presentadas ante Al-lah la noche del viernes (que es la que sigue al ponerse el sol el día jueves). Y las realizadas por una persona que haya roto los lazos familiares le serán rechazadas” (Ahmad).

Consejos de algunos Salaf sobre este tema

Yunus Bin ‘Ubaid, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, dijo: “Los Salaf anunciaban el Paraíso a quien fuera benévolo con su familia y el castigo severo para quien rompiera los lazos familiares”.

At-Tibi, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, dijo: “Al-lah hace que perdure el recuerdo de una persona que cumplió con sus obligaciones hacia su familia, mientras que borra el rastro de una que los descuidó”.

Al Qurtubi, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, dijo: “Teman el castigo que merece quien rompe los lazos familiares”.

Una gran lección sobre los lazos familiares

Dijo Al-lah: {Que los que hacen obras de bien y los que tienen riqueza no juren dejar de ayudar [a los pobres debido a su participación en la calumnia a Aisha] a sus parientes, a los pobres y a quienes dejaron sus hogares por la causa de Dios, y [es mejor] que los perdonen y los disculpen. ¿Acaso no aman ser perdonados por Dios? Dios es Indulgente, Misericordioso} [Corán 24:22]. Ibn Kazir, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, explicando este verso dijo: “En este verso irradia la misericordia de Al-lah al llamar a la persona a que no deje de cumplir con sus deberes hacia sus familiares, especialmente los más necesitados, pese a que ellos hayan cometido alguna injuria o injusticia en su contra”.

Este verso fue revelado por Dios resaltando lo sucedido con Abu Baker As-Sidiq, que Al-lah esté complacido con él, quien al saber que uno de sus familiares necesitados era uno de aquellos que habían difamado a su hija Aisha, la esposa del Profeta, dejó de darle una ayuda económica que siempre le hacía llegar. Una vez Al-lah Mismo declaró la inocencia de Aisha, se dirigió a Abu Baker dando una lección para toda la humanidad, llamándolo a que no dejara de ayudar a su primo por su mal proceder, sino que tuviera misericordia con él, pues la recompensa de la bondad ante la injusticia es la bondad de Dios, y por eso dijo: {¿Acaso no aman ser perdonados por Dios?}, a lo que Abu Baker respondió: “Sí, mi Señor, quiero que me perdones”, y rompió su juramento regresándole la ayuda a su primo.

Finalmente, debemos recordar que la unión de los lazos familiares no debe ser en respuesta a lo que ellos hacen con nosotros, es decir, que si nos visitan, los visitamos, o si nos llaman, los llamamos; no. El Profeta Muhammad, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “El que une los lazos familiares es aquel que está pendiente de sus consanguíneos aunque estos lo abandonen” (Bujari). Le pedimos a Al-lah que nos haga de aquellos que unen los lazos con todos sus familiares y que nos proteja de ser de aquellos que los rompen. 

Related Articles