La Meca, la más querida de todas las tierras para Al-lah y Su Mensajero

La Meca, la más querida de todas las tierras para Al-lah y Su Mensajero
  • Fecha de publicación:12/10/2021
  • Sección:Lugares
  • Valorar:
183 53

La importancia de exaltar la ciudad sagrada
La importancia de los valores reside en el hecho de que estos son el criterio por el cual podemos juzgar y ponderar a la gente, las ideologías, las acciones y las opiniones. Más aún, los valores deciden la identidad de la comunidad; los valores en cualquier comunidad tienen una influencia directa sobre los modales y conducta que sus miembros adoptan.
Cuando los valores de una comunidad se originan en las enseñanzas de su fe, la conducta de su gente la reflejará y ellos con seguridad disfrutarán vidas plenas y satisfactorias dentro de sus respectivas familias.
El fortalecimiento de los valores sociales que el Islam promueve es la salvaguarda que protege y custodia a la comunidad; y uno de esos valores más importantes es el de honrar los ritos sagrados de Al-lah. De hecho, tal honra genera costumbres sociales sanas y modales que garantizan la estabilidad de la comunidad musulmana y la felicidad en esta vida y la otra.
Al-lah Todopoderoso hizo que esta ciudad fuese un santuario seguro y ha honrado Su Casa (La Ka’ba). Hizo que honrar esta ciudad sea uno de los más nobles actos de adoración que acercan a la persona a Al-lah. Al-lah dice: {Sepan que respetar los ritos de Dios dimana de la piedad que hay en los corazones} [Corán 22:32].
Honrar lo que Al-lah y Su Mensajero, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, han honrado establece grandes valores sociales que reportan innumerables beneficios a los musulmanes y reflejarán la unidad de los musulmanes: una nación que se dirige en una sola dirección durante sus rezos, profesa una sola religión y sostiene los mismos objetivos y esperanzas, como si sus corazones fuesen uno solo.
El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, nos enseñó a construir este valor de honrar La Meca –pues su prédica profética inició allí mismo– de un modo práctico y realista que está lejos de toda idealización fantástica y es sencillo de comprender; además, lo enraizó en nuestros corazones de un modo que garantiza la continuidad de tal honra por parte de los residentes en la ciudad sagrada y los que la visitan. Hizo esto con tanta sabiduría y cariño que hizo que la gente añore ver y honrar esta ciudad.
Palabras y acciones que reflejan su amor
El Imam Al Bujari, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, citó a Aisha, que Al-lah esté complacido con ella, diciendo: “Cuando el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, vino a Medina, Abu Baker y Bilal se enfermaron. Cuando la fiebre acosaba a Abu Baker, él pronunciaba los siguientes versos: “Cuando una persona despierta en su hogar se anima, aunque la muerte esté más cerca de ella que sus zapatos”. Y cuando la fiebre de Bilal disminuía, él recitaba: “¿Volveré a pasar una noche en un valle con abundancia de Idhjir y Yalil ? ¿Volveré a beber del agua de Miyanna ? ¿Volveré a ver las montañas de Tafíl y Sháma (Montañas de La Meca)?”. Luego decía: “¡Al-lah maldice a Shaiba Ibn Rabi’a, a ‘Utba Ibn Rabi’a y a Umaiia Ibn Jalaf que nos forzaron a salir de nuestra tierra hacia una tierra llena de enfermedades!”. Entonces el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “¡Al-lah! Haz que Medina sea querida para nosotros como hiciste que La Meca lo fuera, o más. ¡Al-lah! Bendice nuestros sa’ y mudd y conviértela en un lugar saludable para nosotros, moviendo esta fiebre hacia Yuhfa”’. Bilal, que Al-lah esté complacido con él, también dijo: “Cuando llegamos a Medina, era una tierra llena de enfermedades, pues por el cauce de Batján corría una agua pútrida”.
Ibn ‘Abbás, que Al-lah esté complacido con él, relató que el Profeta dijo, dirigiéndose a La Meca: “¡Qué buena tierra eres y cuán querida eres para mi corazón! Si no fuese que tu gente me obligó a salir de ti, nunca te habría abandonado y nunca habría residido en ninguna otra ciudad lejos de ti” (Tirmidhi e Ibn Hibbán).
Ibn ‘Abbás, que Al-lah esté complacido con ambos, relató: “Cuando el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, fue obligado a dejar La Meca, se dirigió hacia una cueva, luego se dio la vuelta y dijo dirigiéndose a La Meca: ‘Eres la tierra más querida para Al-lah y eres la tierra más querida para mí. Si los politeístas no me hubiesen forzado a salir de aquí nunca te hubiese abandonado. El peor enemigo es el que viola los preceptos sagrados de Al-lah, o mata a alguien sin derecho o mata a alguien por una venganza de sangre de la era de la ignorancia’. Luego Al-lah le reveló la siguiente aleya: {Muchas ciudades fueron más poderosas que la que te expulsó [¡Oh, Muhammad!], e igualmente las destruí y no tuvieron quién los auxiliara} [Corán 47:13]” (Ibn Yarír At-Tabari). El Imam Al Qurtubi, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, dijo: “Este es un relato auténtico”.
El Imam At-Tirmidhi, Ahmad y ‘Abd Ibn Humaid, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, citaron que Abdul-lah Bin ‘Adí Bin Al Hamrá, que Al-lah esté complacido con él, relató: “Vi al Profeta pararse sobre una pequeña colina dirigiéndose a La Meca así: ‘¡Juro por Al-lah! Que eres la mejor tierra para Al-lah y la más querida. Si no me hubiesen forzado a salir de aquí nunca te habría abandonado”’.
El Imam Al Fakihi, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, citó a ‘Amr Bin Shu’aib relatando de su padre y este de su abuelo, que dijo: “El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, mandó a ‘Itáb Bin Usaid como gobernador de La Meca y le dijo: ‘¿Sabes dónde te estoy mandando? Te estoy mandando a la gente querida por Al-lah. No hay una ciudad más querida por Al-lah, Todopoderoso y Glorioso, y por mí que ella. Si no fuese que su gente me obligó a salir de ella nunca la habría abandonado’”.
Esta es La Meca y estas sus virtudes. ¿Ganaremos el honor de honrarla y amarla con el amor y la honra que merece?

_______________________________________

1-Yalil es una pequeña planta que los habitantes de La Meca usaban en sus hogares.
2-Miyannah: un lugar a unos kilómetros de La Meca y tenía allí un mercado.
3-Shamah y Tafíl: Dos montañas a unos 50 km de La Meca.
4-Unidades de medida para granos.
5-Esta pequeña colina estaba en la parte baja del mercado y daba una vista panorámica de La Meca.
 

Related Articles

Artículo más visitado

Lugares

Andalucía, una de las rutas de la civilización islámica a Europa (Parte 1)

Introducción La eternidad de las civilizaciones está medida por la cantidad de contribuciones perdurables que ofrecieron a la historia de la humanidad en varios aspectos del pensamiento,...más