“Soy como Mi siervo piensa de Mí” (parte 1 de 2)

“Soy como Mi siervo piensa de Mí” (parte 1 de 2)
2099 61

Fue narrado de parte de Abu Huraira, que Al-lah esté complacido con él, que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Al-lah, el Exaltado, dice: ‘Soy como Mi siervo piensa de Mí, y estoy con él cada vez que Me recuerda. Si Me recuerda en soledad, lo recuerdo en soledad; y si Me recuerda en una reunión, lo recuerdo en una reunión mejor (una reunión de ángeles). Si se acerca a Mí la distancia de una mano, Me acerco a él la distancia de un codo; si se acerca a Mí la distancia de un codo, Me acerco a él la distancia de un brazo. Y si él viene a Mí caminando, Yo voy a él corriendo’” (Al Bujari y Muslim).
Importancia del hadiz
Este es uno de los grandes hadices de esperanza que urgen a los musulmanes a tener buenas expectaciones de Al-lah, el Altísimo, y a recordarlo abundantemente. También subraya cómo Al-lah, Glorificado sea, se acerca a Sus siervos cada vez que ellos se acercan a Él realizando actos de obediencia.
Tener buenas expectativas de Al-lah
El hadiz comienza llamando al siervo de Al-lah a tener buenas expectativas de su Señor en todo momento y en cualquier circunstancia. En el mismo, Al-lah, el Exaltado, explica que Él es como el siervo piensa de Él, lo cual significa que lo trata de acuerdo con la idea que el siervo tiene de Él y hace por él lo que el siervo espera, sea bueno o malo. Si una persona tiene buenas expectativas de Al-lah y espera Su recompensa, Al-lah no le fallará ni hará que se pierdan sus acciones; cuando le suplica, espera que Al-lah le responda; si comete un pecado y se arrepiente, busca Su perdón con la esperanza de ser perdonado; si realiza una buena acción lo hace esperando que Al-lah la acepte y lo recompense en abundancia. Estos son todos ejemplos de tener una buena idea de Al-lah, Glorificado sea. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Suplíquenle a Al-lah con certeza de que la súplica será respondida” (At-Tirmidhi).
Por lo tanto, un verdadero siervo de Al-lah siempre tiene buenas expectativas de su Señor y aspira obtener Su recompensa en todas las situaciones, tal como dijo el poeta árabe Ibn Uahib: “Le suplico a Al-lah y, ciertamente, en virtud de tener buenas expectativas de Él, ¡es como si pudiera ver Su respuesta a mi súplica con mis propios ojos!”
Tener buenas expectativas de Al-lah es, entonces, una implicancia y requerimiento del Tawhid (monoteísmo islámico) porque está basado en la conciencia de la misericordia de Al-lah, Su Poder, bondad, omnipotencia, y confiabilidad. Cuando alguien conoce estas verdades a la perfección, el fruto resultante son las buenas expectativas de su Señor.
En el Corán, Al-lah censura a un grupo de personas que tenían malas expectaciones de Él, y resalta que ese pensamiento negativo era una de las señales clave de su hipocresía y maldad encubierta. Él dice sobre los hipócritas cuando huyeron (del campo de batalla) y abandonaron al Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y sus compañeros durante la batalla de Uhud: {Mientras tanto, otro grupo estaba preocupado tan solo por su suerte y pensaban equivocadamente acerca de Al-lah, a la manera de los paganos…} [Corán 3:154]. También dice sobre los hipócritas y politeístas: {… a los hipócritas y las hipócritas, y a los idólatras y las idólatras que pensaban mal de Al-lah, los castigará; la ira de Al-lah recaerá sobre ellos y los maldecirá…} [Corán 48:6].
El hadiz nos urge a darle importancia a la esperanza en Al-lah (por sobre el temor), porque nadie en su sano juicio que recibe una invitación de Su parte elegiría libremente ser castigado por sus malas expectativas. Por el contrario, elegirá pensar bien y que Al-lah lo bendecirá con Su recompensa y perdón, y le dará lo que espera –o sea, que Al-lah lo tratará de acuerdo con lo que espera de Él–. Esta es la esperanza en Al-lah que todo musulmán debe tener, especialmente en tiempos de debilidad y necesidad, como cuando alguien está por morir. Debe tener una buena expectativa mucho más que el resto y con más razón, y es por esto que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: “Que ninguno de ustedes muera sin tener esperanza en Al-lah” (Muslim, narrado por Yabir, que Al-lah esté complacido con él). 

Related Articles