El arrepentimiento, la redención y la salvación desde una perspectiva islámica (parte 3)

162 41

{Cuando la muerte los sorprenda [a los que se negaron a creer y vivieron en el pecado], dirán: "¡Oh, Señor mío! Hazme regresar a la vida otra vez, para [creer en Ti y] realizar las obras buenas que no hice". Pero no se les dará otra oportunidad, pues son solo palabras [que no cumplirán]. Detrás de ellos habrá una barrera hasta que sean resucitados} [Corán 23:99-100]
El otro gran grupo es el de las religiones abrahámicas. El judaísmo, el cristianismo y el Islam tienen sus raíces en el Profeta Abraham, y todos afirman creer y adorar al mismo Dios. Sin embargo, cada una también sostiene que proporciona el único camino hacia la salvación. A su vez, cada uno tiene sus propios entendimientos teológicos, enseñanzas y prácticas con respecto a la falibilidad humana, la necesidad de arrepentimiento y el perdón de Al-lah, y la vida en el más allá. Es importante reconocer la existencia de innumerables denominaciones y sectas dentro de los movimientos ortodoxos y de reforma de cada una de las principales religiones mundiales que difieren significativamente, algunos incluso rechazando conceptos teológicos particulares que otros consideran fundamentales. La existencia continuada de tales conceptos, así como las referencias específicas a ellos en el Corán y la Sunna, requieren que se los discuta con respecto a su relevancia para el concepto de tawba.
{[Y a ti, ¡oh, Muhammad!] Te he revelado el Libro que contiene la verdad definitiva [el Corán], que corrobora los Libros revelados anteriormente y es juez de lo que es verdadero en ellos. Juzga conforme a lo que Al-lah ha revelado y no te sometas a sus deseos transgrediendo la Verdad que has recibido. A cada [comunidad religiosa] le he dado una legislación y una metodología [norma]. Si Al-lah hubiera querido habría hecho de ustedes una sola comunidad, pero quiso probar su fe en lo que les reveló. Apresúrense a realizar obras de bien, porque todos comparecerán ante Al-lah, y Él les informará acerca de lo que discrepaban} [Corán 5:48]
¿Qué es tawba?
Derivado de un verbo en el idioma árabe que significa literalmente "regresar", la palabra tawba en el contexto islámico se refiere al acto de abandonar algo prohibido por Al-lah (haram) y que, por lo tanto, se considera pecaminoso, por aquello que está de acuerdo con Sus mandatos. Halal es una categoría significativamente más amplia que abarca todo lo que está dentro del ámbito de la permisibilidad, así como aquellos actos que conllevan recompensas específicas de Al-lah; estos incluyen la mayoría de los asuntos cotidianos, así como actos de adoración legislados dedicados solo a Al-lah. Tawba es, en esencia, un "regreso" a Al-lah, con una humilde admisión de la falibilidad de uno, en el que el siervo expresa su remordimiento mientras busca el perdón (istighfar) y la redención del Amo por haber errado o caído en el pecado. Incluido dentro del concepto de tawba está la intención de restringir, reformar y mejorar la moral a futuro. Tawba se define tempranamente en el segundo capítulo del Corán en la historia del Profeta Adán, su esposa Hawwa (Eva) e Iblis (Satanás). La historia de la creación está documentada en las tres escrituras: la Torá, la Biblia y el Corán. El Corán lo menciona en varios capítulos; esta historia se teje a lo largo del texto como un recordatorio frecuente de nuestro origen, nuestra relación con Al-lah, nuestra falibilidad, el propósito de la vida en la Tierra y nuestro último retorno a Al-lah para el juicio:
{Dije: "¡Oh, Adán! Habita con tu esposa el Paraíso, y coman de su abundancia cuanto deseen, pero no se acerquen a este árbol, porque si lo hacen se convertirán ambos en transgresores". Pero el demonio los hizo caer [en la desobediencia] apartándolos de la situación [agradable] en la que se encontraban. Y les dije: "¡Desciendan! Serán enemigos unos de otros; y en la Tierra encontrarán una morada y deleite temporal". Pero le fueron inspiradas a Adán unas palabras de su Señor [para que pudiera expresar su arrepentimiento] y Al-lah aceptó su arrepentimiento, porque Él es el Indulgente, el Misericordioso. Dije: "¡Desciendan todos de él! Cuando les llegue de Mí una guía, quienes la sigan no habrán de sentir temor ni tristeza} [Corán 2:35-38]

Related Articles