Para la mujer

  1. Para la mujer
  2. Temas de actualidad

Derecho a la defensa (parte 3)

Derecho a la defensa (parte 3)
161 44

Un gobierno recto y justo es la manera de gobernar en la Tierra según lo establece Al-lah, por lo que siempre está amenazado por la falsedad, por esta razón, debe ser fuerte y un ejemplo bueno permanente, pues estos medios les permitirán mantenerse firme en la verdad y reunir los medios necesarios para defenderse de los ataques de los falsarios y sus aliados, de lo anterior logramos entender la descripción que Al-lah hizo en el Corán de Su Profeta y quienes lo siguieron, dijo: {Muhammad es el Mensajero de Al-lah. [Los creyentes] que están con él son severos con los que se niegan a creer, pero misericordiosos entre ellos. Los verás [rezando] inclinados y prosternados, anhelando alcanzar la misericordia de Al-lah y Su complacencia. En sus rostros se encuentran las huellas de la prosternación. Así fueron descritos en la Torá; mientras que en el Evangelio se los compara con una semilla que germina, brota, se fortalece, cobra grosor y se afirma en su tallo, causando alegría a los sembradores. Para que se indignen los que se niegan a creer. A los que crean y obren rectamente, Al-lah les ha prometido el perdón y una recompensa grandiosa} [Corán 48:29]. Así que, tanto en la Torá como en el Evangelio, esos Profetas contaban con la fortaleza y daban buen ejemplo; con la primera se enfrentaban a los tercos y con el ejemplo guiaban los corazones.

Un Estado que se fundamenta en la verdad y la justicia se convierte en un ejemplo para todos los demás países sobre la forma en que se aseguran las libertades y los derechos humanos, estableciendo la justicia entre todas personas y cumpliendo con los ritos ordenados por Al-lah y, al mismo tiempo, fortaleciéndose política, económica, militar y científicamente para enfrentar los retos que se le presenten, la injusticia y la enemistad.

Es imposible que la Umma islámica pueda entrar en esta disputa si no tiene la fuerza necesaria y si no es un ejemplo para seguir, esta es la primera norma que se debe aplicar en esta lucha, a la cual le siguen muchas otras que giran alrededor de esta. Estas normas se extraen de la historia de los profetas David y Salomón, que la paz de Al-lah sean con ambos, así que veamos lo que sucedió en aquel entonces.

En ese tiempo había dos grandes civilizaciones y estados, el primero era el Reino de Saba: {He descubierto que allí reina una mujer, a la que se le ha concedido mucha riqueza y poder, y posee un trono majestuoso} [Corán 27:23]; y el segundo el Reino de David y Salomón, la paz con ellos: {Salomón sucedió a David [en la profecía]. Dijo: "¡Oh, gente! Se me ha enseñado el lenguaje de los pájaros y se nos han concedido numerosos favores. Esto es una gracia evidente"} [Corán 27:16].

Saba eran una civilización materialista que vivía en la ignorancia de su Señor: {Encontré que ella y su pueblo se prosternan ante el Sol, en vez de hacerlo ante Dios El demonio les ha hecho ver sus malas obras como buenas, apartándolos del sendero recto y por eso no pueden ver la verdad} [Corán 27:24]. Su reino se basaba en el poder y la riqueza, pero además en una falsa democracia: {Dijo ella: "¡Oh, nobles! Aconséjenme sobre este asunto. No tomaré ninguna decisión sin que antes se pronuncien"} [Corán 27:32]; pero los nobles respondieron: {Dijeron: "Contamos con un gran poderío y una ofensiva poderosa, pero la decisión final te pertenece. Considera cuál será tu orden"} [Corán 27:33]. Eso mismo pasa con muchos estados que alegan basarse en la democracia, tanto así que la usan para formular su constitución, pero al final, de democráticos no tienen nada, ya que hacen lo que el que manda ordena y nadie puede cambiarlo.

En cuanto al Reino de David y Salomón, este fue edificado desde su primer día sobre bases firmes y profundas, la primera de ellas fue tener presente siempre a Al-lah y estar comunicados con Él. Dijo Al-lah: {Sé paciente [¡oh, Muhammad!] ante lo que dicen, y recuerda a Mi siervo [el Profeta] David, quien fue dotado con una gran fuerza. Él siempre volvía a Al-lah en todos sus asuntos y se arrepentía con sinceridad} [Corán 38:17].

La segunda base fue la sabiduría y el conocimiento: {Concedí a David y a Salomón el conocimiento. Ambos dijeron: "¡Alabado sea Dios! Quien nos ha favorecido sobre muchos de Sus siervos creyentes". Salomón sucedió a David [en la profecía]. Dijo: "¡Oh, gente! Se me ha enseñado el lenguaje de los pájaros y se nos han concedido numerosos favores. Esto es una gracia evidente"} [Corán 27:15-16]; {Afiancé su reino, lo agracié con la sabiduría [la profecía] y un juicio certero} [Corán 38: 20]; y: {Le hice comprender a Salomón [el veredicto más justo], y a ambos les concedí conocimiento y sabiduría} [Corán 21:79].

La tercera, el trabajo con maestría: {Hacían para él todo lo que él deseara: templos elevados, estatuas, cántaros grandes como estanques y calderas enormes. [Les dije:] "Trabajen con agradecimiento [a Dios por los favores concedidos], ¡oh, familia de David!, pero sepan que pocos de Mis siervos son agradecidos"} [Corán 34:13].

La cuarta base, la precisión: {[Dijo Dios:] "Haz cotas de malla cuyas argollas tengan una justa medida} [Corán 34:11].

La quinta, la justicia {¡Oh, David! Te he designado gobernante en la Tierra, juzga con equidad entre la gente y no sigas las pasiones, pues ellas desvían del sendero de Dios} [Corán 38:26]; { [Recuerda] cuando [los Profetas] David y Salomón emitieron su fallo sobre un campo sembrado en el que las ovejas de su vecino [habían ingresado por la noche arruinándolo], y fui testigo de su sentencia. Le hice comprender a Salomón [el veredicto más justo], y a ambos les concedí conocimiento y sabiduría. A David le sometí las montañas y los pájaros para que cantaran junto a él alabanzas a Dios. Así lo hice} [Corán 21:78-79].

Para que un estado pueda lograr el apoyo de Al-lah debe fundamentarse en las bases anteriormente mencionadas, pues no basta con la fe, además, debe tener los medios necesarios de conocimiento, maestría y precisión. Como tampoco el poder solo es suficiente, sino que se debe implementar la justicia y llevarla a todas partes. 

Related Articles