La relación del nombre con la personalidad
Fatwa No: 85202

  • Fecha de publicación:9-10-2021
  • Valorar:

Pregunta

Quiero saber la relación del nombre con la personalidad. ¿Es cierto que algunos nombres son pesados (como se dice) para el bebé y el bebé permanece enfermo o se enferma de vez en cuando y no crece? ¿Cuál es la enseñanza islámica sobre el cambio de nombre de un bebé debido a su enfermedad?

Respuesta

Las alabanzas sean para Al-lah, Señor y Creador del universo, y que Su paz y Sus bendiciones sean con el Profeta Muhammad, con todos sus familiares y todos sus discípulos.

Sin duda, los nombres tienen efectos evidentes en los individuos. Es así como las personas y las cosas se ven afectadas por sus nombres en cuanto a belleza, fealdad, ligereza, pesadez, etc.

Ibn Al Qaiem, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, dijo: "Dado que los nombres indican significados específicos, la sabiduría demuestra que hay una fuerte relación entre los nombres y sus significados" (hay un capítulo importante para consultar sobre este tema en Zad Al Ma’ad).

 

También dijo, que Al-lah lo tenga en Su misericordia, en otro libro titulado Tuhfatul Maudud Bi Ahkam Al Maulud: "Si deseas conocer los efectos de los nombres en la personalidad de la gente, puedes referirte al hadiz narrado por Sa'id Ibn Al Musaib de su abuelo, que decía: "Fui a ver al Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y me preguntó: ‘¿Cómo te llamas?’, le respondí: ‘Mi nombre es Hazn (rudeza)’. El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: ‘Tú eres Sahl (suavidad)". Hazn dijo: ‘No cambiaré el nombre con el que mi padre me ha nombrado’. Sa’id dijo: ‘Hemos tenido rudeza (en el carácter) desde entonces’".

Además, el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, solía amar los buenos nombres de las personas, lugares, tribus, colinas, etc. y no le agradaban los malos nombres. Solía tomar el buen augurio de los buenos nombres, como lo hizo en el tratado de Al Hudaibiah. Cuando Suhail Ibn Amar se presentó a hablar, el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo a sus compañeros: "Su asunto se volverá fácil". En una ocasión estaba, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, pasando por dos colinas durante un viaje y preguntó por sus nombres. Se le dijo: "Fadhih (vergonzoso) y mujzi (deshonroso)". Entonces se apartó de ellas y no pasó por ahí.

Una vez el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, pidió que se ordeñara una oveja. Alguien se levantó para ordeñarla, y el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, le preguntó su nombre, él dijo "Murrah" (amargo). El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, le dijo: "Siéntate". Luego otra persona se levantó para ordeñarla y preguntó su nombre, y dijo "Harb" (guerra). Le dijo: "Siéntate". Luego, una tercera persona se levantó para ordeñar la oveja, y al preguntar su nombre le dijo "Ia’ish" (larga vida), entonces el Profeta, La paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, le permitió ordeñarla".

Se cuenta de Yameh Ibn Wahab que "Un bebé fue llevado al Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, y preguntó su nombre. Le dijeron: "As-Saib" (el abandonado). El Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, dijo: "No, su nombre es Abdul-lah (siervo de Al-lah)". El narrador dijo: "Pero la gente siguió llamándolo por su otro nombre, y se volvió loco y murió".

Hay un proverbio árabe que dice: "La desgracia puede resultar debido a lo que se dice".

Por eso, cada nombre tiene algunos efectos en la personalidad. Si uno se llama Hazen (aspereza), Saib (abandonado), Zaquil (pesado), ‘Alil (enfermo) o Murrah (amargo), tendrá algunos de sus efectos y características de aspereza, amargura, etc. en su personalidad.

Por lo tanto, hay que elegir buenos nombres y evitar los malos.

Cambiar el nombre es permisible o incluso aconsejable, ya que el Profeta, la paz y las bendiciones de Al-lah sean con él, cambió los nombres de algunos de sus compañeros y de algunas de sus compañeras.

Por último, si tu hijo que está enfermo se llama con algún nombre que sugiere enfermedad, o cualquier otro mal significado, entonces es mejor cambiar ese nombre. Si no hay un significado malo, entonces cambiar el nombre no tiene sentido.

Además, te informamos que nombrar a las personas con nombres cuyos significados son malos es desaconsejable; de la misma manera, es desaconsejable poner nombres que indiquen elogio o glorificación, como los nombres Taqi que significa persona temerosa de Al-lah, Salih (justo), Barrah (piadoso), etc. A veces esto lleva a malos significados, como cuando se pregunta: "¿Está Taqi (temeroso de Al-lah) o Salih (justo)?"; si no está allí, la respuesta sería "no" y eso podría generar un malentendido. Islam, Salah e Iman también están entre los nombres que indican glorificación.

Los nombres más amados para Al-lah son Abdul-lah y Abdur-Rahman como lo registró Muslim en su Sahih.

Y Al-lah sabe más.

Related Fatwa

Buscar Fatwa

Puede buscar una Fatwa según las siguientes opciones:

Today's most read